El valor y el costo son dos términos que tienden a confundirse en temas financieros cuando se adquiere algo. En el caso de la seguridad, el costo se atribuye a la cantidad monetaria que un cliente paga por la adquisición de una solución; mientras en el caso del valor, es el conjunto de beneficios que este obtiene al implementar una de estas soluciones efectivas.

 

El problema radica cuando estamos frente a la necesidad de una decisión de reducción de costos, y que uno de los renglones presupuestarios planificados para esta disminución sea el de la seguridad, ya que esto implicaría nuevos riesgos que pondrían en peligro a las personas, bienes o información dentro de la organización.

 

Por lo tanto, es muy importante que se tome en cuenta la variable «valor» cuando realicemos la apreciación del riesgo, para comunicar eficazmente la idea que nos ayudará a preservar lo primordial para garantizar una seguridad adecuada que proteja la continuidad de las operaciones y los recursos integrales de las empresas e instituciones.

 

Esto es válido para todas las organizaciones que están tomando en cuenta la gestión de riesgos en sus procesos administrativos y en el diseño y formulación de sus proyectos, porque les dará las herramientas necesarias para sensibilizar a las partes interesadas, en la importancia del valor que tiene la seguridad por sobre el costo financiero.

 

Nuestro directorio te provee la información de los profesionales, empresas e instituciones que brindan soluciones efectivas de seguridad, para que puedas consultar sobre tus requerimientos con la confianza de que te atenderán con profesionalismo y te brindarán productos y servicios de alta calidad.

 

Recuerda preguntarte: ¿Vale la pena generar un nuevo riesgo por reducir costos?

¿Nos Dejas tu comentario?